¡Hola a todos!

Vuelvo aquí después de unos meses de verano para contaros algo con lo que he disfrutado mucho en los últimos meses: la música.

Me encanta la música. La escucho a todas horas.

Desde siempre he envidiado un montón a todos los que son capaces de sacar una guitarra y ponerse a tocar en alguna fiesta. Pensaba que algún día llegaría el momento de ponerme en serio y aprender, aunque lo intentaba, me frustraba mi torpeza y lo dejaba.

En enero de 2018 decidí comprarme un ukelele. Siempre me había llamado la atención ese instrumento, y había leído que era más fácil de tocar que la guitarra. Así que pensé que podía ser un buen punto de partida.

Lo compré en ukecosas. Fueron muy rápidos en la entrega y el instrumento sonaba muy bien.

Para no correr el riesgo de comprarlo y dejarlo muerto de risa, me apunté a una clase antes de que me llegase. Busqué por internet y allí estaba la que iba a ser mi profesora: Minyela. Una crack con la que di cuatro clases y pude así despegar.

También recomiendo buscar en youtube videotutoriales para ukelele, y mirar en páginas como lacuerda.net los acordes de tus canciones favoritas, porque al final, lo que motiva es tocar las canciones que a uno le gustan.

A partir de ahí fueron muchos los meses que iba con mi ukelele a todas partes y me pasaba horas tocando.

(Algunos vídeos con el ukelele)

En este vídeo, por ejemplo, me animé a tocar el himno del Córdoba C.F.

Durante esos meses siempre tenía en mente que algún día tendría que dar el paso y empezar con la guitarra. Tenía en casa una que me regalaron cuando era pequeño y empecé a cogerla.

(Algunos vídeos de los primeros días con la guitarra)

Un día de octubre, en las instalaciones donde suelo jugar a fútbol, vi un letrero que anunciaba una escuela de música: ROCKSCHOOL, .

Me informé de que Rockschool utiliza un método con el que los alumnos aprenden a tocar un instrumento (guitarra, bajo, piano, batería…) interpretando también música moderna. Se adapta al nivel del alumno, está clasificado en grados, y si lo deseas, te puedes examinar y conseguir una titulación.

El hecho de que pudiera aprender tocando la música que me gusta, para mí fue clave, porque aquí en Córdoba los profesores que había visto hasta entonces eran de flamenco y clásica, algo que a mí no me motivaba demasiado.

Así que llamé, me apunté y empecé mis clases particulares de una hora a la semana en CEMAC. Rockschool de Córdoba.

La sede de esta escuela está aquí:

Pero si lo que quieres es tocar la batería tendrás que ir aquí:

 

Fue un acierto total apuntarme a esta academia. Así que si puedes, hazlo tú también sin dudarlo. No sólo el método es bueno, sino que los profesores son unos auténticos cracks. Yo he tenido la grandísima suerte de tener a Dani, que es cantante y guitarrista en Los Tabernícolas. Además de haberme enseñado muchas cosas, me he divertido mucho, porque es un excelente profesor y un tipo genial.

Una de las claves de esta escuela es el papel de su director Jose, que se mueve para que los alumnos de la academia participen en eventos tocando en grupo y se pongan a prueba quitándose el miedo escénico.

Así, en apenas dos meses ya me habían ‘enreado’ para tocar en uno de estos bolos.

De este tipo de eventos les surgió la idea de que los alumnos nos juntásemos en bandas una vez cada quince días, y así pudiésemos aprender a tocar en conjunto, sin limitarlo a un par de ensayos al año.

Nacieron tres bandas y cada una estaba identificada con un color: azul, amarillo o negro. De ahí que los nombres de las bandas acabaran siendo Blue Paradise, Yellow Band y Dark Black, respectivamente.

A cada una de ellas se le asignaron unos temas que preparábamos en los ensayos. La mía ha sido Blue Paradise y, dentro de nuestro repertorio, he tenido que tocar la guitarra en I want to break free de Queen, y Maggie despierta de M-Clan, esta última también cantando. Al final de mayo tocamos en una de las casetas de la Feria de Córdoba los temas que habíamos ensayado. Una experiencia muy divertida.

A partir de aquello me surgió una idea: ¿por qué no hacer lo mismo con algunos amigos?

Hice un grupo de whatsapp, invité a algunos colegas a los que pensaba que les podía gustar la idea y los lié para que formaran parte del invento.

El sitio sería el local  de G.ArtStudios, un estudio de grabación también dirigido por Jose. Que es donde yo había estado ensayando con Blue Paradise.

La idea era juntarnos regularmente y tocar temas que nos gustasen con la ayuda de Jose y Dani.

Llamé a Jose, se lo propuse y aceptó, poniendo además a nuestra disposición el equipo de sonido y la batería.

Han sido solo un par de veces las que hemos podido quedar este verano, nos hemos divertido mucho y este ha sido el resultado:

Falete, que toca la batería en el vídeo, era la segunda vez que lo hacía en su vida, pero se lo pasó bien y creo eso que resume a la perfección mi aventura musical de estos meses:

No sé ni tocar, ni cantar, pero me lo paso genial.

Te animo de verdad a que empieces a tocar un instrumento si todavía no lo has hecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .